Canelones de setas y atún.

Unos canelones muy suculentos y apetecibles, ideales para una cena ligera y muy completos. Van rellenos de setas variadas y atún con suave bechamel.
Ligeros y sabrosos, espero que os animeis a probarlos y vereis que resultan deliciosos. Su relleno es tan jugoso que por sí solo ya es una delicia y así presentado en unos canelones… Me encanta.


INGREDIENTES:

1 cebolla, 1 diente de ajo, 3 cucharadas soperas de aceite de oliva, 250 g. de setas variadas, sal, pimienta negra molida, nuez moscada, 1 bote de leche evaporada, 1 nuez de mantequilla, 2 rodajas de atún ( fresco o congelado) y 1 paquete de placas para canelones.


ELABORACIÓN:

1- Cortamos en pequeñísimos daditos la cebolla  y la ponemos a pochar en una sartén con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
2- En otra sartén salteamos las setas variadas 3 ó 4 minutos con una cucharada de aceite de oliva y el diente de ajo fileteado. Salpimentamos y reservamos.
3- Cuándo la cebolla esté bien pochada, agregamos el atún cortados en daditos muy pequeños y mezclamos muy bien con la cebolla. Salpimentamos.
4- Cocinamos el atún un par de minutos junto con la cebolla y agregamos a la sartén las setas salteadas que teníamos reservadas.

5- Mezclamos todo y retiramos del fuego. Reservamos.
6- Remojamos las placas de canelones en agua caliente, siguiendo las instrucciones del fabricante. Las escurrimos transcurridos unos 15 minutos y las colocamos sobre una mesa de trabajo.
7- Ponemos en un pequeño cazo, 3 cucharadas soperas de harina y una nuez de mantequilla. Mezclamos con una cuchara de madera a fuego lento.
8- Añadimos un buen pellizco de nuez moscada, media cucharadita de sal y una pizca de pimienta negra molida.


9- Poco a poco agregamos la leche evaporada y movemos constantemente con unas varillas hasta que la salsa espese y logremos la consistencia que nos gusta (más o menos espesa).
10- Agregamos parte de esta salsa bechamel a la mezcla de setas y atún. Mezclamos bien.
11- Montamos el plato:  Rellenando los canelones con la mezcla reservada y salseando con bechamel a nuestro gusto.

Empanadillas de atún con tomate al horno.

En mi casa dan mucho juego estas empanadillas caseras con un relleno tan sencillo como el atún con tomate. Hay que adaptar la cocina al gusto de nuestros catadores y si quiero que gusten a todos, tengo éxito asegurado utilizando un atún en conserva de calidad y una buena salsa de tomate para elaborar mis empanadillas.
En esta ocasión he querido probar una nueva receta de masa que mi amiga María me recomendó y lo cierto es que tenía razón, me ha encantado. Masa manejable, elástica y requetebuena. Veréis… 


INGREDIENTES:

Para la masa:  425 g. de harina, 1 cucharadita de sal, medio vaso de vino blanco, medio vaso de leche y un poco de agua.
Para el relleno:  3 latas de atún en conserva y salsa de tomate al gusto.
Huevo para pincelar.


ELABORACIÓN:

Ponemos en un cuenco grande la harina y  la sal. En el centro añadimos la leche y el vino blanco.
Mezclamos los ingredientes con una mano hasta conseguir una masa ligada.
Si es necesario añadimos algo de agua.


Ponemos la bola de masa sobre una superficie enharinada y amasamos unos minutos hasta que veamos que la masa está bien elástica.
La cortamos en trozos de igual tamaño ( igual peso ) y extendemos cada bolita de masa con el rodillo hasta dejarla bien finita.
Ponemos un poco de relleno de atún con tomate en el centro de la masa extendida y cerramos dando forma a la empanadilla.
Sellamos pellizcando los bordes.


Colocamos las empanadillas sobre una placa de horno con papel vegetal y pincelamos con huevo batido.
Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que estén doraditas.
Salen estupendas y vuelan…

Pastel de ensaladilla rusa.

Hoy os quiero presentar este pastel que me he inventado para presentar de forma diferente mi ensaladilla rusa. Mi marido dice que mi ensaladilla es la mejor del mundo mundial, eso es porque me quiere mucho y le gusta subir mi autoestima, claro, dudo mucho que sea la mejor ensaladilla, pero sí es cierto que me sale bastante bien y ¿ a quién no le gusta una buena ensaladilla con una cocacolita? Para mí es el aperitivo ideal.
Así que , a ver si os gusta mi pastel y os animáis a presentar vuestra ensaladilla de este modo, seguro que triunfáis como yo he triunfado, está buenísimo!!!
Os cuento cómo lo he hecho, es muy facilito.

INGREDIENTES:

Para la ensaladilla rusa:  1kg. y medio de patatas, 3 zanahorias, 4 huevos, 3 latas pequeñas de atún, 2 latas pequeñas de aceitunas rellenas de anchoa, aceite de oliva virgen extra, sal, una pastilla de caldo de carne y mayonesa.
Para el pastel, además necesitamos :  1 paquete de pan de molde sin corteza ,varitas de surimi fresco, 4 ó 5 piquillos troceados , 6 pepinos de tamaño uniforme y un poquito más de mayonesa.

ELABORACIÓN:
Ponemos las patatas a cocer peladas y cortadas en daditos de tamaño regular, con las zanahorias igualmente picadas y los 4 huevos.
Al agua salada de la cazuela añadimos también una pastilla de caldo de carne.
Cuando estén en su punto las verduras, retiramos, escurrimos y dejamos enfriar en un cuenco.

  

Pelamos los huevos y los picamos finitos, añadiéndolos al cuenco anterior y mezclándolos bien.
Agregaremos las aceitunas rellenas bien troceaditas y el atún, escurrido de su aceite.
Mezclamos todos los ingredientes.

Rectificamos la sal y añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
Ponemos un poquito de mayonesa y removemos muy bien.

Una vez se haya templado la ensaladilla, la metemos al frigorífico unas horas para que se enfríe bien.
Cuando está bien fría es el momento de montar el pastel.
Para ello colocamos 4 rebanadas de pan de molde sin corteza pegadas formando un gran cuadrado y las untamos con una buena capa de ensaladilla.

Vamos alternando las capas de pan de molde y ensaladilla hasta que alcance nuestro pastel la altura que nos parezca adecuada, yo he puesto 3 capas de pan .
Siempre terminaremos con una capa de ensaladilla.
Alisamos bien la superficie con una espátula y ponemos ensaladilla también por los lados del pastel, hasta cubrirlo bien.
Terminaremos con una ligera capita de mayonesa bien extendida que cubra todo el pastel.
 Para finalizar la decoración, rodeamos el pastel con pepino troceado en barras y cortado en tamaño uniforme.
Por encima del pastel ponemos 3 ó 4 piquillos troceados y varitas de surimi fresco picadas en rodajitas.
Ponemos un lazo de rafia para que ayude a sujetar el pepino y parezca una charlota salada y metemos al frigo hasta el momento de servir.
Espero que lo probéis, vale la pena!!!

Marmitako

Hoy toca Marmitako en mi casa. Es un guisote de pescado de los que a mí me gustan, un guiso marinero que hacían los pescadores con los trozos de atún sobrantes y que hoy en día es un clásico en las cocinas. Dieta mediterránea, una vez más.

INGREDIENTES: Dos rodajas de atún grandecitas cortadas a tacos, cuatro o cinco patatas hermosas, un pimiento verde, una cebolla mediana, 4 dientes de ajo, pimentón, dos tomates maduritos, una guindilla de cayena, perejil picado, aceite de oliva, sal y caldo de pescado ( 1 litro).
ELABORACIÓN: Ponemos en una olla la cebolla picada, los ajos,pimiento verde a daditos y tomates picados. Pochar todo esto con un buen chorro de aceite y cuando esté bien pochado agregar las patatas peladas y troceadas. Rehogar unos minutos.
A continuación, añadir el pimentón y la guindilla, dar un par de vueltas de cuchara y agregar el caldo de pescado ( hecho en casa con  puerros, zanahoria y huesos de pescado o comprado, más rápido y resultón si es bueno) . Dejamos cocer hasta que las patatas estén tiernas, unos 15 a 20 min.
Entonces añadimos el atún limpio y cortado en tacos gordos y dejamos cocer unos 3 minutos más. Ponemos la sal a nuestro gusto, espolvoreamos con perejil picadito, reposamos el guiso unos minutos y, a la mesa.