Muffins de arándanos.

Vamos a hornear unos buenos muffins de arándanos para el desayuno. En poco menos de media hora tendremos sobre nuestra mesa esta delicia casera lista para acompañar una buena taza de chocolate caliente. El frío ha llegado para quedarse y apetece encender el horno. Esta es una receta sin complicaciones, apta para todos los públicos y el resultado, ya veis, irresistible!!! 
Muffins super esponjosos, con delicioso sabor a vainilla y sorpresa de arándanos en el interior. Qué buenos!!!

                                                                                         Fuente: “La repostería de Miguel”


INGREDIENTES:

375 g. de harina con levadura, 135 g. de azúcar, 1 huevo Xl, 80 ml. de aceite, 2 yogures griegos ( 180 ml.), 80 ml. de leche, 1 cucharadita de vainilla líquida, 1 cucharadita de ralladura de limón y 150 g. de arándanos rojos. Azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:


1- Batimos los huevos con el azúcar a velocidad alta hasta que doblen su tamaño, unos 5 minutos.

2- Bajamos la velocidad y añadimos el aceite en hilito, desde el borde del recipiente.
3- Agregamos la ralladura de limón y la vainilla líquida, mezclamos.


4- Añadimos poco a poco el yogur y mezclamos bien.

5- Tamizamos la harina junto con la sal y la añadimos poco a poco a la mezcla anterior, alternándola con la leche y mezclando a velocidad baja hasta conseguir una masa con los ingredientes bien integrados. Agregamos los arándanos y mezclamos algo más para que se repartan por toda la masa.
6- Vertemos la masa obtenida en los moldes de papel colocados sobre moldes rígidos para que no se deformen al hornear. Llenaremos sólo las tres cuartas partes del papel.


7- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que al pinchar el centro con un palito veamos que sale limpio.

8- Dejamos enfriar sobre una rejilla metálica y conservamos en un recipiente hermético.

Anuncios

Pastelillos de arándanos y miel.

Hoy vamos a hornear unos pastelillos de arándanos y miel, qué buenos!!!
Salen 12 unidades con estos moldes y estas cantidades de ingredientes y son el bocadito ideal para acompañar el mejor café de la tarde. Me encanta el contraste ligeramente ácido del arándano combinado con el dulzor y suavidad de la miel. Así son estos pastelitos,  que os recomiendo absolutamente y estoy segura de que os van a gustar tanto como en mi casa lo han hecho...
Imposible tomar sólo uno...


INGREDIENTES:

180 g. de harina de repostería, 1 cucharada de levadura en polvo, 1 cucharada de canela, 100 g. de azúcar, 75 g. de arándanos ( frescos o congelados), 1 huevo, 2 cucharadas soperas de miel y 200 ml. de leche. Azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Precalentamos el horno a 180 grados.
2- Untamos los moldes con mantequilla pincelándolos con una brocha.


3- Batimos el huevo junto con el azúcar a velocidad alta hasta que se vea una mezcla esponjosa.
4- Agregamos la miel y mezclamos.
5- Añadimos poco a poco la harina tamizada junto con la levadura y la canela, alternándola con la leche hasta agotar ambas. Mezclamos suavemente a velocidad baja.


6- Vertemos la masa obtenida en los moldecitos engrasados,  llenándolos unos tres cuartos de su capacidad ( más o menos).
7- Ponemos unos cuantos arándanos repartidos por la masa y los hundimos ligeramente con el dedo.


8- Horneamos hasta que se vean doraditos, unos 20 minutos, manteniendo la temperatura de 180 grados.
9- Dejamos templar los pastelillos unos 5 minutos dentro del molde y luego desmoldamos sobre una rejilla metálica, espolvoreándolos con azúcar glas.

Helado de arándanos negros con ricota.

Hace unos días preparé un helado que os quiero recomendar con insistencia por lo buenísimo que está, sobre todo para los amantes de los frutos rojos, como es mi caso. 
Para su elaboración no es necesario disponer de heladera. Ésta nos facilita la tarea de remover 3 ó 4 veces la mezcla mientras se hiela, para evitar la formación de cristales de hielo, pero no es en absoluto imprescindible.
Resulta un helado muy cremoso y con la irresistible acidez de los arándanos negros. Me encantan los helados de frutas y si son de elaboración casera, sin grasas añadidas y sabiendo lo que le ponemos, resultan magníficos y sencillísimos de hacer, un juego de niños…


INGREDIENTES:

200 g. de arándanos, 2 cucharadas de zumo de limón, 75 g. de azúcar, 100 g. de ricota, 100 ml. de leche, 1 yogur griego y 2 cucharadas de miel de flores.


ELABORACIÓN:

1- Limpiamos, lavamos y dejamos escurrir los arándanos. Los trituramos junto con el zumo de limón y el azúcar.
2- Metemos la mezcla en el congelador durante 15 minutos.


3- Mezclamos la leche con la ricota hasta que quede cremosa.
4- Recuperamos el puré de arándanos del congelador y lo mezclamos con la ricota y leche.
5- Añadimos el yogur griego y la miel de flores y mezclamos todo con unas varillas.


6- Vertemos en un recipiente apto para congelar y dejamos en el congelador por espacio de 6 horas, removiendo de vez en cuando ( unas 3 veces).
Retiramos del congelador 10 minutos antes de servirlo.
Maravilloso!!!

Cupcakes de arándanos negros con cobertura de queso.

Unos pastelillos deliciosos para acompañar el café, en este caso fueron merienda y café, las dos cosas. El bizcocho lleva arándanos negros, lo que le da un sabor muy característico y un color que me encanta. Y la cobertura, mi favorita, queso crema y azúcar glas. Cada vez que puedo ya sabéis que huyo de las toneladas de mantequilla tan poco beneficiosas para las arterias de las personas que me importan, en fin, no siempre se puede, pero en este caso sí.
Os dejo la receta que he utilizado para mis cupcakes, por si os apetece un cafecito bien acompañado!!!

INGREDIENTES:

200 g. de azúcar, 120 ml. de aceite de oliva suave, 2 huevos XL, 240 ml. de leche, 30 gramos de arándanos negros ( congelados o frescos ), 315 g. de harina de repostería y 2 cucharaditas de levadura en polvo.

ELABORACIÓN:

Ponemos en un recipiente el azúcar y le añadimos el aceite. Mezclamos con unas varillas eléctricas a velocidad baja.
Añadimos los huevos uno a uno y mezclamos.

Ponemos en el recipiente los arándanos previamente triturados y mezclamos.
Tamizamos la harina con la levadura en polvo y vamos añadiendo a la mezcla anterior poco a poco, alternando la leche y la harina hasta agotarlas.
Debe conseguirse una masa un poco más espesa que las natillas con los ingredientes bien integrados.

Vertemos en moldes de papel colocados en base rígida para que no se deformen ( sirven moldes de flan corrientes y molientes ) y procuramos llenarlos sólo dos tercios de su capacidad para que no rebosen al hornearlos.
Metemos al horno precalentado a 180 grados durante unos 15 minutos ( vigilar la cocción ) y en cuanto pinchemos con un palito el centro y salga limpio, retiramos, desmoldamos y colocamos en una rejilla metálica a enfriar.

Una vez fríos, decoramos al gusto con una mezcla de queso crema y azúcar glas. La ponemos en una manguita y…A disfrutar!!!
Las florecillas se hacen con fondant. Lo teñimos con una pizca de colorante en gel y damos forma con un cortador de flor. Los detalles con una esteca o un palillo. No es nada complicado, sólo hay que volver al cole, a los tiempos de la plasti…

Mini profiteroles con chocolate blanco y caramelo.

Estos son los pastelillos que he preparado a mi familia y nos hemos dado un pequeño homenaje dulce, disfrutándolos hasta la última miguita.
Soy muy aficcionada a la pasta choux, me gusta mucho con multitud de rellenos dulces o salados y siempre utilizo la misma receta porque sale estupenda, así que no veo la necesidad de cambiarla.
En esta ocasión, he querido hornear unos profiteroles de tamaño pequeñito, no para rellenarlos, sino para formar pequeñas torres uniéndolos con chocolate blanco y bañándolos con caramelo.
El resultado ha sido estupendo, nos ha encantado este postre, por eso lo comparto con todos vosotros, por si os apetece probarlo…

INGREDIENTES:

100 g. de manteqilla, 120 g. de leche, 130 g. de agua, una pizca de sal, 1 cucharadita de azúcar, 160 g. de harina de trigo y 4 huevos.
Para el ganaché de chocolate blanco:  una tableta de chocolate blanco especial repostería y 50 g. de mantequilla.
Para el caramelo:  200 g. de azúcar y medio vasito de agua.
Arándanos rojos para decorar.

ELABORACIÓN:

Ponemos un cazo al fuego con la leche, el agua, la sal, el azúcar y la mantequilla cortada en trozos.
Removemos con una cuchara hasta que la mantequilla esté completamente fundida.
Cuando veamos que comienza a hervir vertemos en el cazo la harina de golpe, toda a la vez y removemos enérgicamente hasta integrar todos los ingredientes.

Retiramos del fuego y dejamos templar unos minutos.
A continuación añadimos los huevos uno a uno, removiendo con la cuchara hasta que se integren.
No añadiremos el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado en la masa.
Quedará una masa lisa y brillante.

La ponemos en una manga pastelera con boquilla redonda y lisa y formamos pequeñas bolitas de masa sobre una placa de horno forrada con papel vegetal. Las colocamos un poco separadas entre sí para que no se peguen durante el horneado.
Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditas, vigilando la cocción sin abrir el horno.
Retiramos del horno a una rejilla metálica para enfriar los mini profiteroles.

Para el ganaché de chocolate blanco: derretimos el chocolate blanco en un cuenco al baño María con la mantequilla cortada en trozos , removiendo hasta que se fundan completamente.
Dejamos templar y vamos pegando los mini profiteroles con el ganaché de chocolate como si fuesen ladrillitos y el chocolate el cemento que los une. Formamos pequeñas torres de profiteroles.

Hacemos un caramelo clarito poniendo en un cazo el azúcar con un poco de agua y dejando reducir hasta que tome color dorado y tengamos la textura que nos guste.
Vertemos el caramelo caliente sobre las torres de profiteroles con una cuchara.
Dejamos enfriar para que coja cuerpo el pastel y decoramos con arándanos rojos.
Buenísimos, espero que os gusten!!!

Tartaletas de frutos rojos.

Me encantan los frutos rojos. Para mí es un placer añadir unas cuantas frambuesas o arándanos a una simple cuajada o yogur natural y siempre procuro tener una bolsita en el congelador para echar mano en cualquier momento. Ahora en el verano, además disponemos de las últimas fresas y de unas magníficas cerezas. Así que con una buena masa quebrada y una deliciosa mezcla de todas las frutas rojas que me apasionan, un poco de canela , azúcar y ralladura de limón, he preparado estas tartaletas que se disfrutan hasta el último bocado, solas o acompañadas de crema inglesa o yogur griego, os las recomiendo al máximo, nos han encantado!!!

Fuente:  adaptado “Chasing delicious “.

INGREDIENTES:

Para la masa de 5 tartaletas:
500 g. de harina de repostería, 1 cucharadita de sal, 220 g. de mantequilla fría, 190 ml. de agua helada.

Para el relleno:
Frutos rojos ( arándanos, frambuesas, fresas y cerezas ), 100 g. de azúcar, 2 cucharaditas de maicena, 2 cucharaditas de harina de trigo, 1 cucharadita de canela molida, piel de un limón rallada, 1 huevo batido para pincelar la masa y azúcar adicional para espolvorear la parte superior de las tartaletas.

ELABORACIÓN:

Para preparar la masa:  ponemos la harina en un cuenco y le agregamos la sal.
Añadimos la mantequilla cortada a daditos pequeños ( debe estar muy fría ) y comenzamos a trabajar rápidamente la masa hasta conseguir un aspecto de migas del tamaño de un guisante.
Añadiremos entonces el agua helada y mezclaremos rápidamente.

Hacemos una bola con la masa, la cubrimos con papel film y la dejamos en el frigorífico durante una hora.
Transcurrido ese tiempo, retiramos del frío y la cortamos en 5 porciones del tamaño de nuestros moldes ( aprox ). Dejando masa reservada para luego hacer las flores que van a cubrir nuestras tartaletas.

Extendemos con el rodillo cada porción de masa y la colocamos sobre el molde engrasado, cubriendo el fondo y los laterales del molde. Reservamos en el frigorífico la masa mientras no la estamos trabajando.

Para preparar el relleno:  Cortamos las frutas rojas en trozos pequeños de tamaño más o menos uniforme y los ponemos en un escurridor para que suelten el líquido , de lo contrario nos humedecerían demasiado la masa de las tartaletas.
Las mezclamos con 2 cucharaditas de harina, 2 de maicena, el azúcar , la ralladura de un limón y la canela molida.
Dejamos reposar esta mezcla durante 15 minutos.

Escurrimos el líquido y colocamos el relleno sobre la masa en los moldes.
Colocamos los pasteles en la nevera ya con su relleno mientras preparamos las flores que los van a cubrir.
Extendemos la masa y con un cortador de galletas o con un cuchillo bien afilado hacemos flores de masa.
Las colocamos sobre las tartaletas y presionamos ligeramente los pétalos para que se adhieran a los bordes.

Pincelamos con huevo batido y espolvoreamos la superficie con azúcar normal.
Al horno precalentado a 180 grados durante 20 minutos aprox.
Retiramos en cuanto se vea doradita la masa y el relleno espeso y burbujeante.
Vaya delicia de tartaletas, probad, ya veréis!!!

Bizcocho de arándanos negros.

Siempre me gusta tener en casa un buen bizcocho para acompañar el café o desayunar con algo dulce y casero. En esta ocasión, el bizcocho que os presento se conserva jugoso durante varios días en la nevera y tiene un intenso sabor a fruta roja, incrementado por el glaseado que le he puesto. Me ha encantado el contraste y por eso lo comparto con vosotros.Os gustará si sois amantes de los frutos rojos como yo, el color oscuro que le dan los arándanos negros y su intenso aroma lo hacen diferente a los demás. A ver qué os parece!!!

INGREDIENTES:
(La medida es de un vaso de agua de tamaño normal ).

3 huevos grandes, 1 vaso de azúcar, 3/4 de vaso de aceite de oliva sabor suave, 1 vaso y medio de leche, 3 vasos de harina de repostería, 1 sobre de levadura en polvo, 1 yogur de frutos del bosque, frambuesa o similar, un vaso de arándanos negros triturados ( Lidl , en los congelados ).
Para el glaseado:  Un yogur griego , un vaso de frambuesas trituradas ( Lidl,congelados ) y dos cucharadas de azúcar.

ELABORACIÓN:

Batimos las yemas de huevo con el azúcar hasta conseguir una crema espumosa.
 Montamos las claras a punto de nieve con un pellizquito de sal y las reservamos.
Agregamos la leche a las yemas y azúcar y mezclamos bien.

Ponemos el aceite poco a poco y seguimos mezclando.
Trituramos con una batidora eléctrica un vaso de arándanos negros ( previamente descongelados ) junto con un yogur de frutos rojos y lo añadimos a nuestra masa.
Mezclamos muy bien.

 Añadimos la harina tamizada con la levadura y mezclamos hasta conseguir una masa sin grumitos y con todos los ingredientes bien integrados.
Por último, agregamos las claras montadas a punto de nieve que teníamos reservadas, con movimientos envolventes.

Vertemos la masa en un molde cuadrado de 23 cm. forrado con papel vegetal y engrasado.
Horneamos a 180 grados hasta que se vea doradito. Pincharemos el centro con un palito y si sale seco, retiramos , desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla.
Para el glaseado:  trituramos un vaso de frambuesas ( descongeladas previamente ) junto con un yogur griego y 2 cucharadas de azúcar.
Hacemos unos cortaditos de bizcocho de arándanos, ponemos el glaseado con una jarrita pequeña, dejándolo caer por los lados también y adornamos con algún fruto rojo por encima.
Os lo recomiendo, exquisito, refrescante y con un sabor intenso a frutos rojos, mmm!!!

Tatin de pera con ron y miel.

Hoy os traigo un postre delicioso, facilito y con el que triunfaréis ante los paladares más exigentes.
Se prepara en pocos minutos, con ingredientes sencillos y el resultado es magnífico.
A mí me encantan las tartas o pasteles pequeñitos , en presentaciones individuales y, en este caso, he estrenado unos moldes pequeños que estaban esperando su ocasión,  para elaborar dos tartitas tatín, quedan monísimas y lo mejor de todo, son deliciosas!!!

INGREDIENTES:

Masa de hojaldre , 6 peras conferencia, 50 g. de mantequilla, 3 cucharadas de miel , 1 buen chorro de ron miel, pizca de canela y un poquito de azúcar moreno.

ELABORACIÓN:

Lavamos muy bien las peritas, las cortamos en cuartos y las despepitamos. Dejamos la piel.
Las cortamos en láminas no demasiado finas.

 Ponemos en una sartén la mantequilla y salteamos las peras a fuego medio por ambas caras.
Añadimos la miel al salteado, salpicamos con azúcar moreno y dejamos que las peras se caramelicen durante 2 minutos.

Añadimos el ron miel y dejamos cocinar hasta que el alcohol se evapore por completo.
Retiramos del fuego y dejamos templar.

Extendemos el hojaldre sobre una superficie lisa y cortamos dos trozos con la forma del molde elegido.

  
Distribuimos las peras sobre los moldes untados con un poco de mantequillla procurando cubrir todo el fondo de los moldes de una manera armónica, puesto que una vez horneadas le daremos la vuelta y la colocación de las peras es importante.
Cubrimos la fruta con el hojaldre y sellamos bien los bordes.

Hornearemos a 200 grados hasta que el hojaldre se vea doradito.
Dejaremos enfriar dentro de los moldes , desmoldaremos una vez estén frías y decoraremos con canela y arándanos rojos.
Servimos acompañadas de natillas o crema inglesa.

Tartitas de queso, manzana y arándanos.

Esta es una versión individual de la tarta de queso , manzana y arándanos que tanto me gusta y tanto éxito está teniendo entre mis amigos. En esta ocasión le he puesto nueces en lugar de almendras fileteadas y ha quedado igual de estupendo el sabor.
Así presentadas en tartaletas individuales son muy cómodas para tomar con el café y disfrutar de un bocado delicioso. 
Han sido un regalito para mi amiga Menchu, que hoy cumple poquísimos años, poquísimos!!!
INGREDIENTES:
Para la base de las tartitas:  220 g. de harina, una pizca de sal, medio sobre de levadura Royal, 120 g. de mantequilla blandita, 80 g. de azúcar, 1 yema de huevo y una cucharadita de vainilla líquida.
Para el relleno:  400 g. de queso crema, 2 huevos, 120 g. de azúcar y una cucharadita de vainilla líquida.
Para la cobertura:  4 manzanas reineta o Golden, 80 g. de azúcar, 50 g. de nueces picadas, 60 g. de arándanos y una pizca de canela molida.

ELABORACIÓN:

Ponemos en un bol los ingredientes de la base: harina con levadura, mantequilla blandita, pizca de sal, el azúcar , la yema de huevo y la vainilla . Mezclamos bien con una cuchara y ayudándonos con las manos formamos una bola de masa con todos los ingredientes bien integrados.
Tapamos con film y dejamos reposar al frío durante media hora.

Mientras reposa la masa en el frigorífico vamos preparando el relleno:  ponemos en un vaso batidor el queso, 2 huevos, 120 g. de azúcar y una cucharadita de vainilla líquida.
Mezclamos con la batidora eléctrica hasta conseguir una crema uniforme. Reservamos.

Preparamos la cobertura de las tartitas:  Pelamos las 4 manzanas y las cortamos en cuartos, las despepitamos y troceamos en láminas finitas.
Las ponemos en un cuenco y mezclamos con 80 g. de azúcar, 50 g. de nueces picadas, 60 g. de arándanos y una pizca de canela molida.


 


Para montar nuestras tartitas:  Yo he utilizado pequeños moldes de silicona y los he colocado sobre moldes metálicos de tartaleta, así no pierden la forma durante el horneado y se desmoldan con muchísima facilidad.
Retiramos la masa del frigorífico, la cortamos en porciones y vamos cubriendo los pequeños moldes, el fondo y los bordes.

A continuación vertemos el relleno sobre las bases ayudándonos con una cuchara ( sin llenar hasta el borde porque al poner la cobertura desbordaría ).
Ponemos sobre la crema de queso la cobertura de manzana, arándanos y nueces.

Horneamos las tartaletas a 180 grados hasta que se vean doraditas por los bordes.
Dejamos unos minutos dentro de los moldes y desmoldamos . Metemos al frigorífico en cuanto estén completamente frías.
Se sirven frías.
Probad, ya veréis!!!

Tarta de manzana y queso con arándanos.

La historia de esta tarta  y yo ha sido ” amor a primera vista”. Mi fuente de inspiración ha sido  “Directo al paladar” , la encontré un día por casualidad y me dí cuenta de que llevaba todo lo que más me gusta en un solo pastel.
Le he puesto la base que uso para la pasta frola que me da tan buenos resultados y el relleno de queso y fruta que le da ese sabor tan espectacular, un escándalo de buena, para hacerle la ola, de verdad!!!
INGREDIENTES:
Para la base:   220 g.de harina con 2 cucharaditas de levadura Royal, 120 g. de mantequilla blandita, pizca de sal, 80 g. de azúcar, 1 yema de huevo, 1 cucharadita de esencia de vainilla .
Para el relleno:  400 g. de queso crema, 2 huevos, 120 g. de azúcar, 1 cucharada de vainilla líquida.
Para la cobertura:  4 manzanas reineta, 80 g. de azúcar, 50 g. de almendras fileteadas, 60 g. de arándanos deshidratados ( Mercadona ) y una pizca de canela.
ELABORACIÓN:
Para preparar la base de nuestra tarta mezclamos en un bol la harina y la levadura con el azúcar, la pizca de sal y a continuación le añadimos los ingredientes húmedos: yema de huevo, mantequilla derretida y vainilla .
Mezclamos muy bien hasta conseguir una bola de masa uniforme.
Dejamos reposar media hora envuelta en film en el frigorífico.
Colocamos la bola de masa sobre un molde de paredes desmontables y forrado con papel vegetal.
Vamos extendiendo la masa ayudándonos con las manos o el dorso de una cuchara, hasta cubrir el fondo y paredes del molde.
Preparamos el relleno, facilísimo… Ponemos en un vaso batidor el queso crema, los 2 huevos, la vainilla y el azúcar y mezclamos todo con la batidora eléctrica.
Vertemos el relleno sobre la base colocada en el molde ( se hornea todo al mismo tiempo, sin hornear previamente la base ).
Preparamos la cobertura:  Pelamos las manzanas y las cortamos en lonchas finas.
Las ponemos en un bol y añadimos los arándanos deshidratados, las almendras fileteadas, 80 g. de azúcar y un poquito de canela.
Mezclamos todo muy bien y vertemos la cobertura sobre la crema de queso.
Horno precalentado a 200 grados. Hornearemos 15 minutos a esta temperatura y luego bajamos a 180 grados 20 minutos más ( vigilar la cocción, como todos sabemos, cada horno es un mundo ).
Dejamos entibiar unos minutos dentro del molde , luego desmoldamos y metemos la frigorífico en cuanto esté fría.
Estoy entusiasmada con esta tarta, por eso os la recomiendo tanto, espero que os guste tanto como a mí.