Arroz con verduras.

Éste es el arroz más murciano de todos los arroces y la verdad es que es de mis favoritos. Hasta que lo probé por vez primera nunca hubiese pensado que sólo las verduras podían conseguir un plato de arroz tan sustancioso y delicioso.
A nuestra disposición las mejores hortalizas y verduras de la huerta murciana, un buen caldo, buen arroz y unos boquerones para darle el toque final.
Fabuloso en cualquier época del año, pero ideal para compartir con los amigos y familia al borde del mar…
¡El verano ya está aquí!

INGREDIENTES:

Judías, zanahoria, alcachofas, berenjena, coliflor, pimiento rojo, pimiento verde, 1 ñora, 2 dientes de ajo, 1 tomate maduro, 2 cucharadas de buena salsa de tomate, aceite de oliva,1 sobre de Paellero Carmencita, caldo de verduras, boquerones y limón para acompañar.

ELABORACIÓN:

1- Lavamos bien las verduras y las cortamos en pequeños trozos: Las berenjenas en cubitos ( con su piel), la coliflor separada en ramitas, las zanahorias en rodajas, pimientos en cubitos, judías troceadas, alcachofas ( les retiramos hojas duras y tallos y cortamos en cuartos) y el tomate sin piel y en cubitos.
2- Freímos las verduras con un poco de aceite de oliva, por separado, ya que cada una tiene diferente tiempo de cocción y buscamos que nos queden perfectas de textura.

3- Ponemos las verduras fritas en la paellera ( o paella) y les añadimos la ñora entera y 2 dientes de ajo picado menudito. Mezclamos bien.
4- Añadimos el tomate sin piel cortado a cubitos y cocinamos junto con el ajo y las verduritas durante un par de minutos.


5- Agregamos 2 cucharadas de salsa de tomate, el sobre de Paellero Carmencita y el arroz.
Damos unas vueltas y mezclamos bien.
6- Cubrimos con caldo de verduras caliente y dejamos cocinar hasta que el arroz esté en su punto, unos 20 – 22 minutos.
7- Dejamos reposar 5 minutos y presentamos con unos boquerones y algo de limón.

Anuncios

Alcachofas con jamón y paté de jabugo.

Hace unos cuántos días paseando por la huerta murciana nos encontramos el magnífico espectáculo de los campos de alcachofas en todo su explendor. Enormes y hermosas alcachofas murcianas que los jornaleros se afanaban en recolectar. Están en su mejor momento y yo no pude resistir la tentación de fotografiarlas…

¡¡Qué generosa es la naturaleza con nosotros, qué maravillas nos regala!!
En mi viaje de regreso a casa ya sabía lo primero que iba a comprar en el mercado al día siguiente…


INGREDIENTES:

Alcachofas, zumo de limón, aceite de oliva virgen aromatizado, 2 dientes de ajo, sal gruesa, jamón en daditos, paté de jabugo y reducción de vinagre balsámico.


ELABORACIÓN:

1- Retiramos las hojas duras que recubren el corazón de las alcachofas.
2- Las rociamos con abundante zumo de limón para evitar su oxidación.
3- Las cortamos en laminas finitas utilizando una mandolina o cuchillo afilado.


4- Ponemos 4 cucharadas de aceite de oliva virgen (aromatizado con ajo, orégano y guindilla) en una sartén y añadimos 2 dientes de ajo chascados.
5- Agregamos las alcachofas laminadas y cocinamos a fuego vivo para que se doren.


6- Agregamos los daditos de jamón y mezclamos.
7- Retiramos del fuego en cuanto estén bien doraditas, escurrimos y ponemos algo de sal gruesa.
8- Añadimos unas lascas de paté de jabugo repartiéndolas bien.


9- Ponemos un poquitín de reducción de vinagre balsámico por encima.
10- Servimos inmediatamente.
¡¡¡Un manjar!!!

Empanadillas criollas.

Hoy os propongo esta receta de empanadillas criollas que estoy segura de que os va a resultar muy útil. Quedan estupendas, son muy sencillas de hacer tanto el relleno como la masa y dan mucho juego en una casa. Fabulosas como entrante o picoteo, incluso estupendas para tentempié a media mañana o en la merienda. Si las añadís a vuestros menús festivos, veréis que son de las cosas que antes se acaban. Pocos se resisten a los encantos de unas aromáticas y ricas empanadillas criollas. 


INGREDIENTES:

Masa:  500 g. de harina de trigo, 1 cucharadita de sal, medio vaso de vino blanco, medio vaso de leche y medio vaso de agua.

Relleno:  600 g. de ternera picada, medio pimiento rojo, 1 cebolla, 2 tomates maduros, uvas pasas al gusto, aceitunas a rodajas al gusto, 1 cucharadita de comino en polvo, 1 cucharadita de pimentón dulce, aceite de oliva, sal y pimienta negra.


ELABORACIÓN:

1- Lo primero que tenemos que hacer es el relleno, para que esté frío en el momento de ponerlo sobre la masa de las empanadillas.
Para ello, picamos finamente el pimiento, la cebolla y los tomates sin piel .
2- Ponemos en una sartén 2 cucharadas de aceite de oliva y rehogamos las verduras picadas, mezclando bien hasta que estén blanditas.


3- Añadimos la carne, mezclamos y en cuanto suelte su jugo agregamos el comino, pimentón, sal y pimienta. 
Dejamos cocinar un par de minutos removiendo constantemente y retiramos del fuego para que la carne no se seque.
4- Agregamos las aceitunas cortadas a rodajitas y un puñadito de pasas. Mezclamos bien.


5- Para la masa:  Ponemos la harina y sal en un bol y hacemos un agujero en el centro. 
6- Vertemos sobre ella, el vino, la leche y el agua. Comenzamos a mezclar con suavidad todos los ingredientes de la masa hasta que veamos que está manejable. Si es necesario añadimos algo más de agua.
7- La ponemos sobre la encimera y amasamos hasta obtener una masa lisa y elástica con todos los ingredientes integrados.


8- La estiramos con un rodillo dejando un grosor de unos 3 milímetros y damos forma a las empanadillas con un cortador redondo ( yo he utilizado la boca de un tazón de desayuno ).
9- Ponemos un poco de relleno en el centro de la masa y cerramos sellando los bordes con los dedos, presionando ligeramente y pellizcando la masa para que no se abra durante el horneado.


10- Las vamos colocando sobre la bandeja en la que las hornearemos sobre papel vegetal. 
11- Pincelamos con huevo batido.
12- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado ) hasta que adquieran color doradito.

Coca con verduras.

Hoy tenemos de primer plato una apetitosa coca con verduritas, fácil y rápida de hacer, lo que necesitamos entre semana con estas agitadas vidas de no parar que llevamos.
Sólo tenemos que hacer una masa ligera y mientras reposa, cortaremos en láminas muy finitas nuestras verduras favoritas. Con un buen aceite de oliva y un poco de pimienta y tomillo, en poco más de una hora tendremos nuestra coca en la mesa, lista para disfrutarla. Puro sabor a pan con aceite y verduritas, dieta mediterránea, sin más.
¿Quién quiere un trocito? 

INGREDIENTES:
300 g. de harina de fuerza, 90 ml. de aceite de oliva virgen, 150 ml. de agua, medio cubito de levadura fresca ( 25 g.) ,media cebolla, medio pimiento verde, medio pimiento rojo , 3 alcachofas,unos tomates secos, tomillo sal y pimienta.
ELABORACIÓN:
Ponemos en un bol la harina y añadimos una cucharadita de sal, el aceite de oliva y la levadura previamente disuelta en el agua templada.
Mezclamos muy bien todos los ingredientes hasta formar una bola de masa lisa.
Si  la masa queda pegajosa, añadimos un poquito más de harina.
La tapamos con film y dejamos reposar hasta que doble su volumen, unos 35 minutos .
Cortamos las verduritas en láminas muy finas, ayudándonos de un cuchillo bien afilado o una mandolina.
Rociaremos con zumo de limón las laminillas de alcachofa para evitar que se oxiden y tomen ese color oscuro tan feo.
Hidrataremos los tomates secos en un poco de agua caliente y una vez hidratados, los cortaremos en trocitos y los secaremos bien.
Reservamos las verduras.
Preparamos una bandeja de horno de forma rectangular con papel vegetal y extendemos la masa ayudándonos con las manos.
Colocaremos las láminas de verduritas sobre la masa, repartiéndolas uniformemente.
Salpimentamos y espolvoreamos con tomillo fresco o seco.
Precalentamos el horno a 180 grados y horneamos la coca durante 20 minutos aproximadamente.
Las verduritas se tienen que ver crujientes y doradas y el borde de la coca debe tomar color.
Espero que os guste.


Hojaldre de alcachofas y jamón.

Como siempre sucede con el hojaldre, dulce o salado, relleno del mil maneras, es uno de los bocados más delicados y exquisitos que  podemos poner en nuestra mesa con éxito asegurado.
Os quiero presentar un pastel de alcachofas con jamón que he horneado y está exquisito, queda crujiente y doradito con un relleno suave y cremoso, espero que os guste. 

INGREDIENTES:

500 g. de masa de hojaldre, 200 g. de jamón serrano cortado a taquitos , 8 alcachofas frescas, 1 limón, 200 g. de queso gruyer rallado, 150 g. de queso manchego a taquitos pequeños, 30 g. de mantequilla, 300 ml. de leche, 30 g. de harina, nuez moscada, sal y pimienta.

ELABORACIÓN:

Extendemos la masa de hojaldre y la colocamos sobre un molde forrado con papel vegetal, pinchamos el fondo con un tenedor y la reservamos en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

Lavamos bien las alcachofas y las preparamos para cocerlas, desechando el tallo y las hojas exteriores más duras, las rociamos con zumo de limón para que no se oxiden y las ponemos a cocer en un cacito con agua y sal hasta que estén bien blanditas.

A continuación las escurrimos bien del agua y las cortamos en láminas finitas con un cuchillo bien afilado.

Derretimos la mantequilla en una cacerola, agregamos la harina y removemos bien durante un minuto, vertemos la leche, una cucharadita de sal , un poco de pimienta y nuez moscada ,  removiendo constantemente hasta que espese.

Añadimos a la bechamel los quesos y el jamón cortado a daditos, mezclamos bien.

Colocamos las láminas de alcachofa sobre la masa de hojaldre. Vertemos encima la mezcla de quesos y jamón con bechamel y repartimos bien por todo el molde.

Tapamos con otra lámina de hojaldre y sellamos los extremos presionando suavemente con los dientes de un tenedor.
Pintamos con huevo toda la superficie del hojaldre y horneamos a 180 grados en horno precalentado hasta que esté doradito.


Lo ideal es servirlo calentito o templado.
Espero que os guste.