Bizcocho de coco y mousse de arándanos.

Bizcochito de coco que vamos a rellenar con mousse de arándamos y cortaremos en pequeños cuadraditos similares a petit fours de bizcocho y crema.
Suave, delicioso y muy fresco. Ideal para la merienda y el café. Imposible tomar sólo uno…

INGREDIENTES:

Bizcocho: 155 g. de azúcar glas, 85 g. de coco rallado Borges, 5 huevos, pizca de sal, 60 g. de harina de repostería y 65 g. de Maicena.
Mousse de arándanos:  300 g. de arándanos, 50 g. de azúcar glas, 12 hojas de gelatina, ralladura de limón, 500 ml. de leche, 1 vaina de vainilla, 150 g. de azúcar y 400 g. de nata para montar. 

ELABORACIÓN:

1- Precalentamos el horno a 180 grados.
2- Separamos las yemas de las claras de huevo y batimos las yemas con la mitad del azúcar hasta que estén espumosas.
3- Añadimos el coco rallado y mezclamos.
4- Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Agregamos el azúcar glas restante poco a poco.
5- Tamizamos harina y Maicena juntas y las agregamos a la mezcla de yemas de huevo.

6- Por último, añadimos las claras montadas a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventes, suavemente.
7- Vertemos en un molde rectangular, alisamos con una espátula y horneamos hasta que se vea doradito, unos 20 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

8- Mousse de arándanos:  Ponemos el puré de arándanos y el azúcar glas en un colador o tamiz y presionamos con una cuchara, para recoger la parte líquida y desechar la más sólida.
9- En un cazo ponemos la leche, ralladura de limón y la vaina de vainilla raspada. Damos un hervor, apagamos y dejamos templar.
10- Añadimos a la leche 150 g. de azúcar y la gelatina ( previamente remojada en agua y escurrida). Mezclamos muy bien.
11- Agregamos el puré de arándanos y metemos al frigorífico, hasta que comience a gelatinizar. Momento en el que añadiremos la nata montada.












12- Montar el pastel:  Cortamos el bizcocho en 2 partes con una lira o cuchillo afilado.
13- Sobre la base de bizcocho ponemos una capa de puré de arándanos.
14- Sobre el puré, otra capa de bizcocho y terminamos con una fina capa de puré, alisando bien la superficie. Salpicamos con coco rallado y decoramos con unas bolitas de azúcar.
15- Dejamos enfriar y luego cortamos en pequeños cuadrados.

Anuncios

Berenjenas rellenas al romero y ajo asado.

La berenjena es un alimento con propiedades desintoxicantes. Por su alto contenido en potasio, nos ayuda a eliminar toxinas. Tiene altos niveles de antioxidantes, por lo que está recomendada en la prevención de enfermedades degenerativas, cardiovasculares y cáncer.
Rica en hierro, fósforo y calcio, favorece además la digestión de las grasas y nos permite prepararla en multitud de recetas fantásticas de corte mediterráneo, como la moussaka, la escalibada o las berenjenas a la crema
En esta ocasión vamos a disfrutar unas deliciosas berenjenas rellenas de carne especiada con romero y ajo asado.

INGREDIENTES:

2 berenjenas, 400 g. de carne de ternera picada, 8 ó 10 dientes de ajo, romero fresco, orégano, 4 cucharadas soperas de salsa de tomate casera, 1 cebolla, 3 cucharadas soperas de aceite de oliva, medio vaso de vino blanco, sal y pimienta.

ELABORACIÓN:

1- Partimos las berenjenas a la mitad transversalmente y les practicamos unos cortes en forma de rombo. Ponemos sal , pimienta y un chorrito de aceite de oliva.
2- Colocamos las berenjenas en una bandeja de horno y repartimos los dientes de ajo chascados entre las berenjenas horneando  a 180 grados hasta que la carne de las berenjenas esté blandita, una media hora.


3- Mientras se hornean, preparamos el relleno. Para ello, pochamos en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva la cebolla finamente picada y el ajo.
4- Ponemos el romero y orégano. Mezclamos bien y agregamos el vino blanco, cocinando hasta que se evapore.
5- Agregamos la carne salpimentada y la salsa de tomate y dejamos cocinar a fuego medio removiendo de vez en cuándo. No dejamos que se seque mucho la carne cocinándola en exceso.


6- Retiramos del horno las berenjenas y con una cuchara les extraemos la pulpa, picándola luego finamente y mezclándola con la carne que tenemos cocinada para el relleno y la carne de 2 dientes de ajo asado.
7- Rellenamos las berenjenas con la mezcla de carne y ponemos queso rallado por encima y una ramita de romero fresco sobre cada berenjena.
8- Gratinamos hasta que se funda el queso. Servimos inmediatamente.

Macarons de arroz con leche.

Me encanta el arroz con leche. Es de los postres tradicionales que más me gustan. Y me encantan los macarons. Así que hemos aprovechado la hora del café para unir en un sólo bocado los macarons y el cremoso arroz con leche, cocinado a fuego lento y enriquecido con dulce de leche…
Han quedado unos macarons buenísimos, suaves y con delicioso sabor a canela. Imposible tomar sólo uno…


INGREDIENTES:

110 g. de almendras molidas, 225 g. de azúcar glas, 125 g. de claras de huevo, 50 g. de azúcar glas. Canela para espolvorear. Arroz con leche ( 1 taza de arroz de grano redondo, 900 ml. de leche, 6 cucharadas soperas de azúcar, piel de 1 limón, palito de canela y 2 cucharadas soperas de dulce de leche ).


ELABORACIÓN:

1- Trituramos la almendra molida junto con el azúcar glas en una picadora o robot de cocina para que queden todavía más finos.
2- Tamizamos la mezcla obtenida. 
3- Montamos las claras a punto de nieve con un pellizquito de sal y cuando estén casi montadas del todo añadimos poco a poco el azúcar.


4- Ponemos la mezcla de almendras – azúcar glas sobre las claras montadas a punto de nieve y comenzamos a mezclar con una espátula, con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, hasta conseguir una masa homogénea de textura similar a la espuma de afeitar. No debe quedar excesivamente líquida.
5- Vertemos la masa en una manga pastelera con boquilla redonda y lisa.
6- Formamos circulitos de masa sobre un par de bandejas de horno con papel vegetal, sobre las que habremos dibujado previamente círculos de 3 cm. de diámetro. ( Yo uso como plantilla un tapón de botella). Espolvoreamos con canela molida.

7- Dejamos que se sequen los macarons hasta que al tocarlos con el dedo notemos que están completamente secos, tiempo que puede oscilar desde la media hora hasta la hora y media aproximadamente, dependiendo del grado de humedad del ambiente.
8- Cuando veamos que están perfectamente secos, precalentamos el horno a 150 grados y en el momento de meterlos al horno, bajamos la temperatura a 130 grados.
9- Horneamos hasta que hayan formado su pie y se desprendan con facilidad del papel vegetal, unos 13 minutos…
10- Dejamos que se enfríen por completo en su bandeja y luego los retiramos a una rejilla metálica.

11- Relleno de arroz con leche:  He cocinado mi arroz con leche a modo de risotto, para que quedase extra cremoso y fuese un relleno perfecto para mis macarons. Para ello, he puesto la mitad de la leche a hervir con piel de limón, canela en rama y azúcar. He añadido el arroz y he cocinado hasta conseguir la cocción perfecta, añadiendo cacillos de leche caliente y removiendo constantemente para que el arroz soltase su almidón a la vez que se cocinaba. Cuando he visto que estaba bien blandito, he añadido el dulce de leche, mezclando muy bien. Retiro, dejo enfriar y relleno mis macarons.

Radiatori al pesto.


Una de las salsas que más me gustan para disfrutar un buen plato de pasta es el pesto de albahaca. Ese aroma que desprende cuando se pica y mezcla con los demás ingredientes que componen el pesto me encanta.
No en todas las épocas del año me resulta fácil encontrar una buena albahaca, así que hoy el aroma del pesto inunda mi cocina y este plato me va a saber a Gloria…

INGREDIENTES:

1 buen manojo de albahaca, 100 ml. de aceite de oliva virgen extra, 1 bote de piñones, 2 dientes de ajo, sal, 50 g. de queso parmesano recién rallado. 80 g. de pasta por persona.


ELABORACIÓN:

1- Tostamos los piñones en una sartén sin nada de aceite moviendo constantemente.
2- Pelamos los ajos y lavamos y secamos las hojas de albahaca.
3- Rallamos el queso parmesano.

4- Trituramos con una picadora o robot de cocina los piñones, la albahaca, el ajo y el queso parmesano, añadiendo poco a poco el aceite de oliva, hasta conseguir la textura deseada y añadimos sal al gusto.
5- Cocemos la pasta en agua abundante con sal y un diente de ajo, siguiendo las instrucciones del fabricante.

6- Escurrimos la pasta y la mezclamos con el pesto removiendo bien. Servimos inmediatamente.

Pastel de chocolate especial.

Vamos a darnos un homenaje de chocolate por todo lo alto. Un día es un día… Este es un pastel que os quiero recomendar con insistencia, vale la pena. 
Mis catadores han probado ya multitud de tartas de chocolate y esta en concreto se ha quedado grabada en sus paladares. Es un pastel de sabor intenso, húmedo, que está más delicioso todavía al día siguiente de ser horneado y que no se puede olvidar fácilmente. Éxito asegurado si lo que buscais es un buen pastel chocolateado, “palabrita del Niño Jesús”…


INGREDIENTES:

250 g. de harina de repostería, 3 cucharaditas de bicarbonato, 70 g. de Nesquik, 240 g. de azúcar, 200 g. de mantequilla cortada a cubitos, 2 huevos XL, 120 g. de nata líquida, 200 g. de cerveza negra y 50 g. de licor de chocolate. Mini nubes para decorar.


ELABORACIÓN:

1- Tamizamos la harina junto con el bicarbonato y el Nesquik.
2- Agregamos el azúcar.
3- Ponemos un cazo a fuego medio con el licor de chocolate, la cerveza negra y la mantequilla cortada a pequeños daditos. Removemos hasta que se funda por completo la mantequilla. Retiramos del fuego y dejamos templar.


4- Agregamos la nata líquida, los huevos batidos y mezclamos muy bien.
5- Unimos los ingredientes líquidos con los ingredientes sólidos mezclando hasta integrarlos.
6- Vertemos en un molde redondo engrasado y forrado con papel vegetal.

7- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) hasta que al pinchar el centro con un palito veamos que sale limpio de adherencias.
8- Dejamos reposar 10 minutos dentro del molde y luego desmoldamos sobre una rejilla y dejamos que se enfríe por completo, decorándola después con mini nubes de colores.

Hemos sorteado el libro de la Editorial Planeta: “La cocina de Dolors Mateu”,  resultando afortunada  ganadora Lucía Vilaplana ( luciavilabone@hotmail.com ).  ¡¡¡Enhorabuena!!!

Pizza de trigueros y bacon.

Hoy toca pizza. Vamos a elaborar la masa que más nos gusta en casa y admite distintos grosores, del más finito y crujiente al más grueso y esponjoso, siempre sale bien.
Si doblamos o triplicamos las cantidades de ingredientes y luego la dividimos en partes y la congelamos, tendremos a mano rápidamente nuestra deliciosa masa casera para pizza sin necesidad de echar mano de las industriales, ricas en conservantes y grasas saturadas.

INGREDIENTES:

Masa: 250 g. de harina de fuerza, 120 ml. de agua tibia, 1 cucharadita y media de levadura seca de panadería, 1 cucharadita de sal y 1 cucharada sopera de aceite de oliva.
Relleno:  Salsa de tomate casera, orégano, mozarella rallada, espárragos trigueros, tomates cherry y bacon en lonchas finas.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos la harina en un recipiente hondo y le añadimos la sal , el aceite de oliva y la levadura en polvo.
2- Templamos el agua en el microondas y la añadimos a la mezcla de harina.
3- Mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una bola de masa lisa y elástica.
4- Tapamos y dejamos levar hasta que doble tamaño.

5- La extendemos con un rodillo sobre la mesa de trabajo dándole la forma deseada y poniéndola sobre una bandeja para hornear, ayudándonos con el rodillo.
6- Cubrimos con salsa de tomate o pisto casera y espolvoreamos con orégano y abundante mozarella rallada.
7- Repartimos los ingredientes restantes a nuestro gusto: Los tomates cherry, las finas lonchas de bacon y los espárragos trigueros ( previamente hervidos en agua con sal hasta que se vean tiernitos).


8- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea la masa, los vegetales y el bacon bien horneados.

Tarta de almendras con peras.


Vamos a hornear una tarta de almendras que me encanta para acompañar el café. Resulta deliciosa y el contraste con las peras asadas tan jugosas la hace irresistible.
Ya sabéis que me encanta incluir fruta en mis recetas dulces o saladas y las peras se llevan el premio, siempre pienso que van bien con todo. Un asado de carne, una empanada, acompañando al queso, en ensaladas… Y en mi tarta de almendras..Soy doña peras, ¿ qué le vamos a hacer?


INGREDIENTES:

Masa quebrada: 100 g. de mantequilla reblandecida, 200 g. de harina de repostería, 4 cucharadas soperas de agua y 20 g. de azúcar.
Relleno: 250 g. de almendras molidas, el mismo peso en azúcar, 3 huevos XL, 1 cucharadita de ralladura de limón y 4 peritas limoneras.
Azúcar glas para espolvorear.

ELABORACIÓN:

1- Hacemos un volcán con la harina y en el centro ponemos el azúcar, la mantequilla reblandecida y la ralladura de limón.
2- Añadimos el agua y comenzamos a mezclar todos los ingredientes hasta obtener una masa ligada y lisa.
3- Tapamos con film la masa y dejamos que repose en frío media hora.


4- Transcurrido este tiempo, la estiramos con un rodillo y la ponemos sobre un molde alargado desmontable, cubriendo fondo y lados. ( Se puede hornear a ciegas si lo preferís, aunque yo la horneo siempre con su relleno puesto y queda perfecta).
5- Mezclamos en un recipiente hondo las almendras molidas, azúcar, ralladura de limón y huevos ligeramente batidos hasta obtener una pasta uniforme con todos los ingredientes bien integrados.
6- Vertemos la pasta obtenida sobre la masa que tenemos en el molde.


7- Ponemos unas peras limoneras sobre la masa, con su piel ( bien lavadas) y cortándoles la parte inferior para que se mantengan de pie.
8- Horneamos a 180 grados hasta que se vea la superficie bien doradita y las peras bien asadas.
9- Espolvoreamos con azúcar glas.

Pastelillos de pollo especiado y zanahorias.

Hoy vamos a cocinar a fuego lento la parte del pollo que más nos guste con unas zanahorias. Le añadiremos varias especias que lo harán muy aromático y ligeramente picante y cuándo esté bien cocinado y en su punto, lo utilizaremos como relleno de unos pastelillos. Disfrutar este guisito de pollo con esta masa tan buena es una auténtica delicia!!!


INGREDIENTES:

Masa:  180 g. de harina de trigo, 1 cucharadita de sal, 95 g. de mantequilla fría cortada a dados pequeños y agua helada suficiente para conseguir una masa suave y elástica que no se pegue a los dedos.
Relleno:  1 cebolla, 2 dientes de ajo, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, tomillo fresco picado, romero fresco picado, 1 hoja de laurel, sal, pimienta, medio vasito de vino blanco, 2 cucharadas soperas de salsa de tomate, 1 guindilla cortada en trocitos, pollo al gusto ( la parte que más nos guste ) y 2 zanahorias grandes. 


ELABORACIÓN:

1- Picamos la cebolla en cubitos de pequeño tamaño y la pochamos en una cazuela con 2 cucharadas de aceite de oliva y el ajo finamente picado.
2- Agregamos el vino y dejamos evaporar.
3- Ponemos en la cazuela unos ramitos de tomillo y romero frescos, la guindilla finamente picada y el laurel.


4- Añadimos la salsa de tomate, el pollo salpimentado y las zanahorias cortadas a rodajitas. Mezclamos todo muy bien y añadimos algo de caldo de pollo o verduras hasta cubrir ligeramente el pollo.
5- Tapamos y dejamos cocinar a fuego medio hasta que el pollo esté bien guisado y las zanahorias blanditas. 
6- Deshuesamos el pollo y lo cortamos en pequeños trozos, devolviéndolo a la cazuela con su salsa. Reservamos.


7- Masa:  Ponemos en un recipiente hondo la harina y la sal.
8- Agregamos la mantequilla fría cortada en pequeños cubitos.
9- Mezclamos y vamos añadiendo poco a poco el agua fría ( casi helada) que sea necesaria hasta conseguir una masa suave y elástica que no se pegue a los dedos. 
10- Cortamos en 3 partes la masa y la extendemos con un rodillo colocándola sobre los 3 moldecitos y recortando la masa sobrante con un cuchillo.
11- Ponemos sobre la masa el relleno de pollo especiado y zanahorias con bastante salsa, para que quede jugoso.


12- Tapamos con una fina capa de masa, dejando que cuelgue algo sobre el borde de los moldes. Presionamos ligeramente para sellar la masa.
13- Damos unos cortes con una tijera de cocina y pintamos con huevo batido.
14- Metemos al horno precalentado a 200 grados hasta que la masa se vea doradita.

La Editorial Planeta ha sacado a la venta este fabuloso libro de recetas de La compañera bloguera Dolors Mateu
Desde este blog vamos a sortear un ejemplar entre todos los seguidores de “Cuchillito y Tenedor”. Sólo tenéis que dejar un comentario en mi blog expresando el deseo de participar y dejando vuestro correo electrónico. El día 11 de Octubre se  sorteará y se publicará el nombre del afortunado. Animaos a participar, vale la pena!!!


Palitos de pipas.

Vamos a elaborar unos palitos de pipas o colines caseros, para picotear a cualquier hora o acompañar nuestras tablas de quesos y patés de una manera sana, equilibrada y resultona.
Son muy sencillos de hacer y auténticamente adictivos, no puedes parar de mordisquearlos…
Si disponeis de amasadora se hacen en un abrir y cerrar de ojos y si no es así, vereis que no existe dificultad alguna. Los palitos siempre salen.

INGREDIENTES:

340 g. de harina de fuerza, 4 cucharaditas soperas de aceite de oliva virgen, 200 ml. de agua, media cucharadita de levadura seca de panadería, 1 cucharada sopera de orégano, 1 cucharadita de sal, pipas de calabaza y de girasol al gusto.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos la harina en un recipiente hondo y hacemos un volcán.
2- En el centro del volcán vertemos la levadura, el orégano, la sal y la mitad de las pipas de girasol.
3- Templamos el agua en el microondas y la vamos añadiendo poco a poco a la mezcla anterior al mismo tiempo que mezclamos los ingredientes.


4- Amasamos hasta conseguir una masa lisa con los ingredientes integrados.
5- Tapamos la bola de masa y dejamos que repose durante 1 hora.
6- Estiramos la masa con un rodillo dándole forma de rectángulo y la cortamos en tiras de 3 cm. de ancho, colocándolas sobre una placa de horno con papel vegetal. 


7- Clavamos sobre la masa pipas de girasol y calabaza al gusto.
8- Metemos al horno precaletado a 180 grados hasta que tomen color dorado los palitos.
9- Retiramos y dejamos enfriar sobre un a rejilla metálica. Conservamos en recipiente hermético.

Pastel de plátano.

Vamos a hornear un pastel con plátanos maduritos bien aromáticos, un pastel que sabe a merienda de toda la vida.  Colocaremos los plátanos y el azúcar sobre la base del molde caramelizado y sobre ellos verteremos la masa.
Los plátanos se caramelizan durante el horneado y se funden con la masa, quedando un pastel jugoso e irresistible. Yo lo conservo envuelto en film en la nevera y se mantiene estupendo hasta la última miguita. Da pena cuando se acaba, mmm, delicioso!!!


INGREDIENTES:

150 g. de azúcar moreno, 40 g. de mantequilla, 5 plátanos maduros.
250 g. de harina de repostería, 2 cucharadas de levadura en polvo, 120 g. de mantequilla, 125 g. de azúcar, 2 huevos XL, 100 ml. de leche y 1 cucharadita de canela.

ELABORACIÓN:

1- En una sartén pequeña ponemos el azúcar moreno y la mantequilla ( 40 g.) y cocinamos a fuego medio hasta que se disuelva el azúcar.
2- Vertemos esta mezcla sobre un molde redondo y la extendemos bien para que cubra todo el fondo.
3- Encima ponemos los plátanos troceados a rodajas de unos 3 cm. de grosor.


4- Batimos 120 g. de mantequilla junto con el azúcar a velocidad alta.
5- Agregamos los huevos uno a uno.
6- Añadimos poco a poco la harina tamizada junto con la levadura y la canela, alternándola con la leche.


7- Vertemos la masa obtenida sobre los plátanos colocados en el molde caramelizado, con cuidado de que no se descoloquen. Alisamos la superficie con una espátula.
8- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que al pinchar el centro del pastel con un palito salga limpio.
9- Desmoldamos enseguida sobre un plato de presentación.